logo mi claro

Mi Claro

Paga tus facturas, recarga, consulta tu saldo y mucho más.

Selecciona la ubicación en donde deseas el servicio:

La ubicación detectada es:

¿es donde quieres instalar el servicio?

No Si

Ingresa tu dirección:

Detalle

5 preguntas sobre el almacenamiento en la nube

ABC de los mitos y realidades sobre la información en la nube

Almacenamiento en la nube

A pesar de su creciente popularidad y de las ventajas de ofrecer a las empresas e industrias, en términos de costos, flexibilidad y posibilidades de innovación, todavía hay muchos mitos alrededor de la computación en la nube. Como resultado, en la mente de muchas personas ha surgido la idea de que ‘la nube’ significa ‘donde ocurre la magia’, según David Smith, un analista de Gartner.

“Por ello, no debería sorprendernos que el entorno esté plagado de mitos y malentendidos", explica este veterano de la industria al destacar que la nube debe considerarse como un medio para conseguir un fin, donde este último debe especificarse primero. Pero, ¿cuáles son algunos de esos mitos y realidades?

Innovación para las industrias

¿Ya pasó de moda?

No. Según un análisis de Deloitte sobre los mitos y realidades de esta tecnología, la nube avanza todos los días y aquellos que esperen la próxima generación de ofertas pueden perderse beneficios tangibles, a medida que sus competidores la aprovechan para consolidar su ventaja competitiva.

Es decir, la computación en la nube ya es una parte integral de la mayoría de las organizaciones. Según una encuesta de RightScale, el 81 por ciento de las empresas con 1.000 empleados o más en el mundo tiene una estrategia de nube multiplataforma. Para 2024, de acuerdo con IDC, se espera que esa cifra aumente a más del 90 por ciento. Entre 2018 y 2021, se espera que el gasto mundial en servicios de nube pública crezca un 73 por ciento de 160.000 millones de dólares a 277.000 millones.

Datos en la nube para empresas

¿Los usuarios pierden el control de sus datos en la nube?

Si bien es difícil desacreditar este mito, los expertos aseguran que ninguno de los principales proveedores de servicios en la nube arriesgaría su reputación para espiar a los clientes, ya que las implicaciones podrían ser perjudiciales para el negocio. De hecho, los proveedores han mejorado las formas de ver su actividad: el servicio de transparencia de acceso de Google, por ejemplo, permite a las empresas ver las acciones de los proveedores en sus nubes.

Manejar datos en la nube

¿La utilizan las empresas grandes solamente?

No. En las organizaciones más grandes, las soluciones en la nube pueden ayudarlas a respaldar y acelerar el crecimiento. En las más pequeñas, la nube puede ayudar a posicionar a las pymes, así como aprovechar nuevas oportunidades de mercado.

En resumen, la nube puede ayudar a las organizaciones a optimizar y simplificar sus entornos de TI y sus procesos comerciales, reduciendo las necesidades en torno a los gastos de capital y la infraestructura al tiempo que ayuda a ahorrar costos. Pero migrar a la nube es más que hacer ‘plug’ and ‘play’.

Almacenamiento en la nube para todos

¿Es para todo?

Según Gartner, la nube es ideal para algunos casos de uso, como cargas de trabajo altamente variables o impredecibles o para aquellos en los que el aprovisionamiento de autoservicio es clave. Sin embargo, no todas las aplicaciones y cargas de trabajo son adecuadas para la nube. Por ejemplo, a menos que se puedan lograr ahorros de costos claros, mover una aplicación heredada generalmente no es un buen caso de uso.

Es posible que la nube no beneficie a todas las cargas de trabajo por igual. Por ello, hay que perder el miedo de proponer soluciones no basadas en la nube cuando sea apropiado.

Cargas de trabajo en la nube

¿Es más barato?

‘Costoso’ o ‘barato’ son términos relativos. La nube puede ser costosa, pero los costos deben Según Gartner, la nube es ideal para algunos casos de uso, como cargas de trabajo altamente variables o impredecibles o para aquellos en los que el aprovisionamiento de autoservicio es clave. Sin embargo, no todas las aplicaciones y cargas de trabajo son adecuadas para la nube. Por ejemplo, a menos que se puedan lograr ahorros de costos claros, mover una aplicación heredada generalmente no es un buen caso de uso.

Es posible que la nube no beneficie a todas las cargas de trabajo por igual. Por ello, hay que perder el miedo de proponer soluciones no basadas en la nube cuando sea apropiado. sopesarse con los beneficios y el rendimiento una vez que se hayan establecido los requisitos y los planes de migración. Las nuevas tecnologías están redefiniendo el arte de lo posible con la nube y haciendo cada vez más accesible esta tecnología.

Por ello, es importante tener una comprensión clara de los beneficios potenciales de migrar a la nube, ya que, de lo contrario, el enfoque en los costos puede ocultar el retorno de la inversión. Los clientes que creen que la nube siempre es más cara no han realizado un análisis del costo total total de propiedad, según la consultora de TI Nerdery.

Hablemos de lo mejor para tu negocio, déjanos tus datos.

*Campos obligatorios

Noticias Relacionadas

 

Solicita los servicios de Claro negocios aquí