Selecciona la ubicación en donde deseas el servicio:

La ubicación detectada es:

¿es donde quieres instalar el servicio?

No Si

Ingresa tu dirección:

Día de los Muertos: Patrimonio vivo de México

Estilo de vida

Día de los muertos - Blog Claro Día de los muertos - Blog Claro

Día de los Muertos: Patrimonio vivo de México

Conoce los elementos principales de un altar en el marco de esta celebración

04 Octubre 2019

La historia del Día de los Muertos

La riqueza cultural mexicana se nutre de los más de 52 pueblos indígenas que hay alrededor. Entre rituales, folclor, arte, música, flores, colores y más colores se llevan a cabo festividades indígenas que le han dado la vuelta al mundo. Dentro de estas se encuentra el afamado Día de los Muertos, distinguido por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Te interesa leer: La independencia de Colombia: todo lo que debes saber.

Honrar a los muertos durante el 1 y 2 de noviembre todos los años es una de las tradiciones culturales más antiguas y relevantes del patrimonio vivo de México, pues afirma su identidad como país, a la vez que celebra sus antepasados y sus recuerdos.

¿Porqué se celebra el Día de muertos?

La muerte es un encuentro desconocido. Sin embargo, nuestros antepasados han tenido diversas manifestaciones artísticas como la música o la literatura, que dan cuenta de su visión al respecto: se trata de un proceso natural que vence todo tabú, solemne y festivo.

El comienzo de este viaje al inframundo fue un concepto de los pueblos prehispánicos en México, en los que los rituales funerarios eran sagrados. El cuerpo solía estar adornado con las pertenencias del difunto que podría llegar a necesitar en su nueva vida y, generalmente, sus cráneos eran guardado como trofeos. De allí que la calavera, y luego las catrinas, se hayan vuelto tan emblemáticas.

Con la llegada de los españoles este ritual se transformó y mezcla creencias y culturas, aunque coincide con la intensión de los ancestros: honrar la muerte, que no es más que la evolución del alma. No es un fin sino el comienzo de una vida no terrenal.

Te interesa leer: Carnaval de Barranquilla, una historia de diversidad.

¿Sabes qué elementos no pueden faltar en un altar el Día de los Muertos? Te lo contamos a continuación.

El altar del Día de los muertos

Tradiciones ancestrales

Así celebraban las antiguas culturas el Día de los muertos:

Los Mexicas y el ritual de la muerte

Los mesoamericanos: aztecas y mayas fueron quienes establecieron un culto tan rico culturalmente que hoy se replica en el Día de Muertos. La connotación acerca de la muerte estaba muy alejada de la visión cristiana. Para las civilizaciones de Mesoamérica el rumbo de los muertos estaba determinado por el tipo de su muerte mas no de su comportamiento en vida.

Para esto existían cuatro destinos:

  • Tlalocan o paraíso de Tláloc, Dios de la lluvia.
  • Omeyocán, paraíso del sol, presidido por Huitzilopochtli, el Dios de la guerra.
  • Mictlán, para quienes morían de muerte natural.
  • Chichihuacuauhco, lugar a donde iban los niños antes de su consagración al agua.

La tradición en Teotihuacan

El pueblo teotihuacano realizaba constantes rituales en honor a los muertos, a cada persona fallecida se le ofrendaba una tradicional comida, vasijas, cuchillos, jade, semillas. Incluso, los perros xoloitzcuintles eran sacrificados y enterrados con el difunto con un único fin: ayudarlo a entrar la luz.

Teotihuacan

Nahua

Para la cultura Anáhuac no existía una fecha específica, eran tres las que se destinaban a la honra de los muertos en un árbol llamado xócotl, al cual se le adornaba con flores y se le rodeaba con ofrendas por veinte días. Durante este día se conmemora la muerte, protagonista, aunque también es una manifestación que implica acercar a los muertos, pero dejarlos ir. Puedes disfrutar de este día y compartir tus experiencias usando el roaming internacional que Claro tiene para ti.

Recetas para el día de los muertos

Pan de muerto

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de levadura
  • 4 tazas de harina
  • 1/4 tazas de agua, tibia
  • 7 huevos
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 tazas de azúcar
  • 125 gramos de mantequilla
  • Azúcar

Preparación:
Primero se debe precalentar el horno 180?C. Luego mezclar la levadura con el agua y una cucharadita de azúcar. Asegurarse de que no queden grumos y que la mezcla quede homogénea. Aparte en un recipiente mezclar la harina, la sal, 6 huevos, la mantequilla derretida junto con la mezcla de levadura y azúcar. Amasar la mezcla hasta formar una bola. Poner la masa en un recipiente y taparlo. Dejar reposar por una hora hasta que duplique su volumen.

Luego separar 1/3 de la masa para hacer los huesos. Con el resto de la masa formar una bola. Con la masa que se reservó formar los huesos, una bolita y agregarlos a la bola. Barnizar el pan con el huevo y meterlo al horno por 40 minutos. Sacar el pan y espolvorear con azúcar. Regresarlo al horno 10 minutos más. Sacarlo y servir.

Calaveras de azúcar

Calaveras de azúcar

Ingredientes:

  • 2 tazas de azúcar glass o pulverizada
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de miel de maíz clara
  • 1/2 cucharadita de vainilla
  • 1/3 de taza de maicena
  • Colorantes vegetales


Preparación:
Primero tamiza con un colador el azúcar glass. Incorpora la clara, la miel y la vainilla en un recipiente limpio y sin grasa. Añade el azúcar glass con una cuchara de madera. Amasa la mezcla con la punta de los dedos hasta que forme una bola. Espolvorea con maicena una tabla o cualquier superficie plana. Pon en la tabla la mezcla hasta que la dejes lisa y manejable.

Deja la masa en una bolsa de plástico muy bien cerrada, hasta que la quieras utilizar. Usa bastante maicena cuando hagas las tradicionales calaveras o las otras figuras. Pinta las figuras cuando estén secas. Usa los colores que quieras.

Atole

Atole

Ingredientes:

  • 3 tazas de agua
  • Panela o piloncillo al gusto
  • Canela en astillas
  • 1 y 1/4 de taza de harina de maíz
  • 1/4 cdta de sal
  • 3 tazas de leche
  • 1 cdta de extracto de vainilla


Preparación:
En una olla grande y pesada añade el agua, el piloncillo y la canela. Pon a fuego medio-alto, lleve a ebullición, y revuelve de vez en cuando para disolver el azúcar.

Mientras tanto en un tazón mediano con una batidora, mezcla la harina de maíz, la sal y la leche, hasta que quede suave y sin grumos. Vierte la mezcla en la olla del agua con el piloncillo y deja hervir, revolviendo ocasionalmente, luego reduce el fuego a bajo. Agrega la vainilla y continúa la cocción revolviendo ocasionalmente, hasta que la mezcla esté suave y espesa por unos 10 minutos más. El Atole estará listo cuando el líquido cubra ligeramente la parte posterior de la cuchara de madera. Retira la olla del fuego. Divide el Atole uniformemente entre las tazas de servir. Sirve caliente.

Ideas de decoración para el día de los muertos

Adornar tu casa puede ser algo muy significativo en la fecha más importante para muchos mexicanos, tu espacio se verá único y honrarás a las personas que ya no están contigo. Por eso, a continuación te damos algunas ideas de elementos que no pueden faltar en este día:

Papel picado Velas Flores Calaveras Comida

Comparte

Noticias relacionadas

La independencia de Colombia: todo lo que debes saber

Festival de la Leyenda Vallenata, una tradición de versos