logo mi claro

Mi Claro

Paga tus facturas, recarga, consulta tu saldo y mucho más.

Selecciona la ubicación en donde deseas el servicio:

La ubicación detectada es:

¿es donde quieres instalar el servicio?

No Si

Ingresa tu dirección:

Detalle

Iniciar Chat

Factura electrónica: la nueva tendencia para los negocios

En Colombia ya se empezó a implementar la factura electrónica para los negocios.

Factura electrónica para negocios

¿Desde cuándo comenzó a regir en Colombia?

Que Colombia haya decidido, sin dar vuelta atrás, meterse por completo en el tema de la factura electrónica para negocios no es capricho de las autoridades o una manera de controlar al empresariado colombiano. Las razones son variadas y van desde ahorro de costos, mejoras en los procesos administrativos de las compañías, hasta la posibilidad de agilizar trámites para que sea mucho más fácil gestionar asuntos de factoring.

La factura electrónica en el país comenzó su calendario de obligatorio cumplimiento en mayo pasado y, desde ese momento, será cuestión de meses para que la gran mayoría de empresas implemente esta tecnología.

De hecho, estamos llegando tarde a esta tendencia, si miramos cómo se ha desarrollado en Latinoamérica. El primer modelo de facturación electrónica lo lideró Chile en 2003; sin embargo, Argentina fue el primer país de la región en hacerla obligatoria en 2007, seguida por Brasil en 2008. A partir de allí otras naciones como México, Guatemala, Chile, Ecuador, Honduras, Perú, Uruguay y Bolivia la han comenzado a implementar de manera obligatoria con el fin de mejorar su gestión tributaria y las relaciones empresariales.

De esta manera, el país se pone al día en esta materia y se iguala con más del 70% de naciones del continente que ya emplea la factura electrónica como el principal documento de prueba para el intercambio de bienes y servicios.

Apuéstale a la factura electrónica para negocios

La adopción de la factura electrónica en América Latina no es una iniciativa aislada, sino que también tiene relación con una dinámica mundial que busca eliminar las grandes bibliotecas empresariales que albergan facturas físicas, algo que así mismo persigue procesos más unificados y transparentes, con menos documentos viajando entre las compañías y las entidades de impuestos estatales.

La Unión Europea, por ejemplo, determinó hace varios años por ley que todos los procesos de facturación en el sector público serán sin papel en el 2020. A su vez, se calcula que allí el 95% de la facturación total de las compañías será electrónica para 2024, de acuerdo con firma de consultoría financiera BAI. No obstante, los números contrastan con lo que se aprecia en Estados Unidos, donde se espera que apenas el 38% de la facturación se realice por medios electrónicos para 2024.

Según BAI, entre Estados Unidos y Europa suman cerca de 25.000 millones de facturas procesadas al año, de las cuales un 75% se tramita empleando el método tradicional en papel. Así, la firma revela que llevar esto a facturación electrónica representa una gran oportunidad de ahorrar miles de millones de dólares en costos de procesamiento, reducirá los riesgos en las transacciones, a la vez que tendrá un impacto positivo en el medio ambiente al disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y la producción de basura.

Ventajas de la facturación digital

Los beneficios de la facturación electrónica para negocios son evidentes en los países que la han puesto en práctica. En Brasil, por ejemplo, para 2017 más de 800 municipios de 27 estados ya la empleaban; allí, este modelo le ha permitido al gobierno mejorar la recolección de información sobre las transacciones económicas, retener impuestos y cruzar datos para fortalecer la fiscalización, menciona un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Según el Instituto Brasileño de Planeamiento Tributario (IBPT), se estima que en 2022 esta nación tendrá el menor nivel de evasión fiscal en la región.

Los temas de evasión y elusión de impuestos son sensibles para las economías y en ellos tiene mucha incidencia la factura electrónica. Pero también en la manera en la que las compañías llevan sus dinámicas contables y financieras. En ese sentido, algo puntual que mejorará son los procesos de factoring, que busca darles soluciones rápidas a las empresas para buscar financiación y liquidez a corto plazo.

Datos de la Asociación Española de Factoring muestran varios beneficios que aporta la factura electrónica al factoring. Entre ellos, se cuentan:

  • Comunicación más rápida, eficiente y segura entre empresas.
  • Procesos óptimos del sistema financiero al minimizar los errores de gestión.
  • La integración de la firma electrónica dentro de la factura electrónica brinda mayor seguridad en los procesos de verificación del emisor de la factura.
  • Disminución de costos.
  • Normalización de los formatos interbancarios.

Hablemos de lo mejor para tu negocio, déjanos tus datos.

*Campos obligatorios

Noticias Relacionadas