logo mi claro

Mi Claro

Paga tus facturas, recarga, consulta tu saldo y mucho más.

Selecciona la ubicación en donde deseas el servicio:

La ubicación detectada es:

¿es donde quieres instalar el servicio?

No Si

Ingresa tu dirección:

Detalle

¿El 5G puede ser clave en el post confinamiento?

Conozca a detalle cómo funcionara la red 5G al superar el covid-19 en Colombia

La red 5G después de la pandemia

Por: Jose Luis Gómez Lara- director Servicios Valor Agregado e Innovación de Claro

La tecnología 5G ya empieza a ser una realidad en algunas partes del mundo, donde comienza a mostrarse como una puerta de acceso a usos, aplicabilidades y posibilidades, de gran utilidad para responder a retos que han traído consigo la pandemia y el confinamiento social.
Todavía se necesitan varios pasos para que esta tecnología se ponga en funcionamiento en general en Latinoamérica, y en Colombia. Por un lado, hay una importante necesidad de infraestructura y espectro, y por el otro, está el reto de la accesibilidad a los dispositivos que pueden aprovechar su capacidad. Sin embargo, su desarrollo continúa avanzando.

Un ejemplo es la recientemente autorización del Ministerio TIC a cinco empresas del sector de las telecomunicaciones para la realización de pilotos, no comerciales, de 5G, durante seis meses. En nuestro caso, desarrollaremos pruebas en Bogotá, Medellín, Cali y Barrancabermeja, con tres casos de uso: Terminales Móviles de Personas por intermedio de Banda Ancha Mejorada (eMBB), Terminales Fijas de Hogares para Acceso Fijo Inalámbrico (FWA) y una red 5G Privada ubicada en Plaza Claro. Adicionalmente, y en alianza con diferentes instituciones públicas y privadas, se están adelantando pruebas en Salud (E-Health), Educación (Realidad Virtual), Transporte (Vehículos asistidos) y Smart Cities (Medidores inteligentes).

El 5G es la próxima generación de redes móviles, un salto de evolución en la conectividad. Y se considera especialmente valioso por su potencial para aumentar velocidades y disminuir tiempos de respuesta de comandos a dispositivos a larga distancia, su capacidad para permitir volúmenes masivos de conexiones y sus superiores niveles de confiabilidad.

Es, por ende, la plataforma para llevar a la realidad nuevos usos prácticos y soportes para tecnologías como Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial, por ejemplo, su integración en vehículos conectados y su despliegue para ciudades inteligentes. ¿Cómo? Con el apoyo a tareas como reconocimiento de lenguaje, seguridad, automatización y procesamiento de sensores, reconocimiento de objetos e identificación de escenarios, entre otros.
Sin duda, en estos momentos en que el aislamiento y el confinamiento juegan un rol crucial como medida preventiva frente al coronavirus, y el distanciamiento se ha hecho necesario, la cobertura móvil confiable y la conectividad de gran alcance representarán un factor importante.

La eficiencia que se prevé con 5G es clave para sectores como la agricultura, la minería y la logística, por sus aplicabilidades para vehículos no tripulados y monitoreo a distancia de infraestructura crítica o mecanismos automatizados, apoyados en sensores y aprendizaje automático.

Se espera que sea posible la gestión remota de elementos de perforación y extracción en minas o campos petroleros, o el control de procesos de precisión incluso sin intervención humana. Más que cambios para el usuario de a pie, o la descarga de contenidos, la diferencia se verá en la industria.

El más reciente reporte de GSMA, The Mobile Economy 2020, proyecta que 5G aportará un valor total a la economía mundial cercana a los 2.2 trillones de dólares en unos 10 años. La cifra, para Latinoamérica, se estima en unos 91.000 millones de dólares.

Y si hay un sector donde el impacto será más cierto que en otros, y que también es donde más se necesita hoy en medio de la difícil coyuntura que atraviesa el mundo, es en el de la salud. La atención médica ya se presentaba, desde antes de la pandemia, como uno de los campos con mayores oportunidades de crecimiento para el Internet de las Cosas en Latinoamérica hacia 2022, según el estudio ‘Innovación en servicios 5G: Salud, drones, banda ancha y realidad extendida’.

La telemedicina se ha convertido en una necesidad, para evitar que pacientes acudan a centros hospitalarios y se expongan a riesgo para consultas menores. Pero también ha quedado patente la necesidad de optimizar el alcance de las redes y mejorar tiempos de respuesta. Con 5G se espera, además, dar un salto hacia intervenciones que se puedan practicar de forma remota.

Este tipo de despliegues requieren ir de la mano con acciones y legislación que blinden la seguridad y privacidad en el manejo de la información clínica.

El 5G abre, sin duda, oportunidades de dar nuevas respuestas a las necesidades que definirán el mundo después de la pandemia. Además de nuevas aplicabilidades y usos que surjan, y que aún no se conocen, producto de la innovación y la apropiación masiva de la tecnología. Se requerirá nueva infraestructura, antenas, permisos, legislación para impulsar las inversiones y más espectro radioeléctrico, el recurso esencial. Solo así el 5G podrá hacerse una realidad, y ayudar a resolver los problemas del mañana.

Construyamos el futuro de su empresa con soluciones innovadoras.

*Campos obligatorios

Otras noticias